El Editorial de Granma – Unas Preguntas Claves para Cuba y sus Verdaderos Amigos

Leí con mucho interés y entusiasmo el Editorial de Granma de 15 de mayo del 2011, Fabricar Pretextos. He estado siguiendo con considerable preocupación las últimas provocaciones desde Madrid, Miami y Washington. Día 1 de abril del 2011, Aznar, con sus raíces en lo peor de la tradición de Franco, se quejaba según Euro Press que “no vale jugar a una cosa en Libia y a la contraria en Cuba…para proteger vidas.” Los enemigos de Cuba nunca han descansado en sus actividades sucias contra este pueblo. Pero a partir de ese momento han comenzado una nueva serie de acciones igualmente agresivas, y como siempre difamadoras, como por ejemplo el programa “Háblalo Sin Miedo” establecido por los blogueros mercenarios en los EEUU y Cuba crear en un momento determinado la impresión de que hay “disturbios” y que “los cubanos” claman por la ayuda de Washington y sus aliados.

También está el programa de “activismo cívico” desarrollado por los mercenarios desde Madrid, Miami y Cuba. Unos de sus representantes han visitado a Washington hace muy poco tiempo con el objetivo de solicitar apoyo. El objetivo de este programa es creer “incidentes” en Cuba. Muy implicados en esto están los “disidentes” que salieron de prisión y sus colaboradores.

¿Quién se puede creer que en Cuba haya “disidentes” o mercenarios pacíficos?

En primero lugar, la violación de las leyes cubanas tiene como objetivo, como ellos mismos han declarado abiertamente en más de una ocasión, usando sus propias palabras, el “cambio de régimen” en Cuba: esto no tiene nada que ver con el pacifismo. En segundo lugar, la participación de casi todas las tendencias de esa llamada “oposición” de una manera u otra en esta actividad de “activismo cívico”, demuestra que hay una nueva etapa de provocación que tiene una característica violenta peligrosa. Por lo tanto, Granma tiene todo la razón cuando pregunta lo siguiente:   

“En el pasado, se ha tratado de aislar a Cuba o de provocar desórdenes internos para provocar una intervención norteamericana. ¿Qué se pretende con estas campañas? ¿Solo denigrar o algo peor? ¿Será que a los que mueven los hilos y a sus asalariados internos les encantaría invocar la “protección de civiles” para bombardear La Habana?”

Con 52 años de experiencia y de lucha heroica, Cuba sabe responder con serenidad y firmeza ante las acciones de mercenarios. De la misma manera, las personas honestas en todo el planeta apoyan el derecho de auto determinación de Cuba, un derecho que se tiene que aplicar como a cualquier otro país en el mundo, aunque disguste a los amos del imperio.

Estas preguntas del periódico Granma, que son clave para su país, lo son también para el mundo: no puede haber vacilaciones con respecto a la defensa de Cuba en este enfrentamiento con las fuerzas del imperio.

Las personas y los gobiernos que se mueven realmente movidos por el espíritu del respeto y la justicia internacional en todos los continentes,  insisten en que Washington y sus aliados respeten la soberanía de Cuba.

¡Una vez más, como siempre, hoy tampoco dejaremos a Cuba sola!


Comment on Global Research Articles on our Facebook page

Become a Member of Global Research


Articles by: Arnold August

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Centre of Research on Globalization grants permission to cross-post Global Research articles on community internet sites as long the source and copyright are acknowledged together with a hyperlink to the original Global Research article. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]