“Gaza bajo asedio”

Entrevista al director de cine y periodista Harry Fear

gaza
“La idea es poner a los palestinos a dieta, pero no hacer que mueran de hambre”. Dov Weisglass, asesor del primer ministro israelí en 2006.

En 2005 Israel sacó a sus colonos de Gaza. A continuación se celebraron [en Gaza] unas elecciones democráticas que ganó Hamas. Desde que los palestinos de Gaza votaron “de forma equivocada” Israel los ha sometido a un asedio. Las Fuerzas de Defensa Israelíes [IDF, por sus siglas en inglés, el nombre con el que se autodenomina el ejército israelí] someten a los palestinos de Gaza a un bloqueo por tierra, mar y aire.

Estados Unidos no ha logrado hacer nada para detener la guerra de Israel contra los palestinos de Gaza. Los ataques más importantes fueron el que se produjo entre diciembre de 2008 y enero de 2009 que asesinó a 1.500 palestinos y el más reciente de noviembre de 2012 que provocó casi 200 muertes.

Según la Cruz Roja Internacional y la ONU, el asedio del gobierno israelí a Gaza es ilegal de acuerdo con el derecho internacional.

En septiembre de 2011 cinco expertos en derecho de la ONU elaboraron un informe para el Consejo de Derechos Humanos de la ONU que afirmaba que el asedio impuesto por Israel a Gaza equivalía a un castigo colectivo al pueblo palestino y era una “violación flagrante del derecho internacional y del derecho humanitaro” según la Cuarta Convención de Ginebra. Como ha señalado Noam Chomsky, la Franja de Gaza es la mayor prisión al aire libre del mundo. En octubre de 2012 Chomsky afirmó:

“ El asedio es un acto criminal que no tiene justificación. Se debería acabar con él y el mundo exterior debería oponerse enérgicamente a él. Es simplemente un intento de llevar a los habitantes de Gaza a la autodestrucción, de tratar de librarse de ellos y de destruir la sociedad. No existe absolutamente ninguna justificación para ello (se alegan justificaciones militares pero no tienen credibilidad alguna)”.

El bloqueo impuesto por Israel a Gaza niega a las y los palestinos el acceso a los suministros médicos y a la comida. Los hospitales sufren una falta crítica de material en la que hay una carencia total del 40% de las medicinas esenciales. El 54% de los 1.7 millones de población palestina que vive en Gaza, incluidos 428.000 niños y niñas, padecen inseguridad alimentaria.

El ilegal bloqueo impuesto por Israel ha provocado la carencia generalizada de material de construcción para reparar las viviendas, hospitales, escuelas y la infraestructura sanitaria y de agua destruidos o dañados por las IDF en los últimos cinco años. La mayoría de los suministros de agua de Gaza están contaminados y no son aptos para el consumo. Al mismo tiempo, cada día hay cortes de electricidad.

He hablado con el director de documentales y periodista Harry Fear que reside en Gaza y que en los últimos años ha informado por extenso sobre el asedio a Gaza. 

-Dylan Murphy : Chomsky ha calificado a la Franja de Gaza como “la mayor cárcel del mundo”. ¿Está de acuerdo con esta descripción? 

-Harry Fear : Estoy completamente de acuerdo con la descripción de Chomsky. Sin embargo, me he dado cuenta de que unas cuantas personas que simpatizan con las y los palestinos en realidad desconocen que Gaza tiene una frontera con Egipto y que Egipto tiene gran parte de la responsabilidad de la política de encarcelamiento (“asedio de seguridad”). Básicamente no hay tráfico civil desde Gaza hacia Israel, mientras que ir a Egipto es diplomáticamente difícil y la mayoría de los palestinos no pueden pagarlo. Con todo, considero que el aspecto más importante del asedio es el bloqueo económico. La frontera egipcia con Gaza está cerrada a casi todo el tráfico económico y solo últimamente los egipcios han autorizado la importación a Gaza de materiales de construcción. Los palestinos desean y necesitan independencia económica (no dependencia de la ayuda) y no he conocido a ningún palestino que quiera salir de Gaza por ninguna otra razón que no sean las pocas oportunidades económicas que existen ahí (condiciones prolongadas por el asedio que es un castigo deliberado). Mi propia experiencia sobre el terreno en Gaza me ha hecho darme cuenta de que a consecuencia del asedio existe una verdadera sensación psicológica de encarcelamiento y de aislamiento del mundo que provoca una depresión generalizada y acaba con la esperanza y las perspectivas futuras de prosperidad de los habitantes de Gaza. Mientras continúe esta ilegal política de aislamiento, la consigna debería seguir siendo “¡Libertad para Gaza!”. La política de asedio demuestra que Israel (y Egipto) son las potencias externas dominantes y que las y los palestinos no están en un conflicto o batalla simétrica con Israel, sino que son la parte perseguida. El gobierno de Gaza no puede hacer nada para levantar el asedio, solo ayudar a aliviarlo facilitando los túneles subterráneos por los que se hace contrabando con Egipto. 

-DM : Desde la retirada israelí de Gaza en 2005 las IDF ha lanzado dos ataques militares masivos contra Gaza. ¿Qué efectos o impacto han tenido estos ataques en la sociedad gazatí? 

-HF : Aunque yo no estaba presente durante el ataque del invierno de 2008-2009, creo que los efectos sobre Gaza de estas operaciones militares han sido, por supuesto, graves y que tienen múltiples dimensiones. En los planos psicológico y espiritual, la determinación y la voluntad del pueblo palestino ha sido puestas a prueba por las más crueles y salvajes de las agresiones, emprendidas por una de las potencias militares más poderosas del mundo, lo que provocó unos “daños colaterales” que masacraron a cientos de personas. Después de que fueran asesinados aproximadamente mil palestinos y palestinas de Gaza a lo largo del ataque de 22 días, cada familia y cada calle se ha visto afectada por el horror y la tragedia. De forma similar, durante este invierno (noviembre de 2012), la operación de ocho días afectó a cada parte de Gaza y de nuevo no hubo ningún civil que estuviera a salvo durante esos sangrientos días. Sin querer idealizar ni tratarlos deliberadamente como objetos, es absolutamente importante señalar la inimaginable resiliencia que tienen los palestinos y palestinas frente a esta salvajada. Algunos de mis mejores amigos de Gaza trabajaron como voluntarios en los hospitales durante la Operación Plomo Fundido [de 2008-2009] y tuvieron que transportar niños moribundos y muertos por las calles que estaban siendo bombardeadas, pero esto no se habría sabido o adivinado a través de las instancias políticas. Yo me pregunto si el pueblo británico reaccionaría de una manera relativamente contenida ante agresiones de este tipo. No me lo imagino. Al entrevistar al portavoz de Hamas uno se da cuenta de que a menudo menciona su voluntad política de perpetuar la firmeza de su pueblo. Este es un objetivo político impactante, además de uno que demuestra que la firmeza palestina es algo tangible, extraordinario y fundamental en el conflicto con Israel. Esta firmeza se ha puesto a prueba. En los planos físico y moral hubo un daño generalizado contra las infraestructuras civiles y contra la capacidad administrativa civil durante las dos últimas operaciones. Por supuesto, ninguna de estas dos operaciones pudieron impedir que los grupos militantes elaboraran cohetes caseros, incluidos los que pueden llegar hasta 75 kilómetros fuera de la Franja. Las operaciones de Israel han intentado provocar una disuasión terrorista en los subyugados palestinos y palestinas, pero no ha acabado con su determinación. 

-DM : ¿Qué impacto tiene el asedio israelí a Gaza sobre el nivel de vida de los y las palestinas ordinarias? 

-HF : El asedio ha destruido explícitamente las posibilidades económicas serias de la población palestina. La mayoría vive en un pobreza relativa y confía en la ayuda alimentaria. Mientras que el paro supera el 50%, la mayoría de los y las palestinas viven en campos de refugiados, esperando [que llegue] la libertad económica para mejorar sus condiciones de vida. Los centros de población de Gaza son algunas de las zonas residenciales del mundo más superpobladas y más densamente habitadas. Al mismo tiempo, en la Franja existe una desigualdad bastante pronunciada, ya que la ciudad principal (la histórica ciudad de Gaza) está sorprendentemente desarrollada en comparación con otras zonas de la Franja. Lo que está claro es que los y las palestinas han utilizado todos los medios que tienen a su disposición para tratar de desarrollarse y cuentan fundamentalmente con los túneles a través de lo cuales entran de contrabando productos egipcios, lo que demuestra tanto determinación e inventiva como la capacidad económica que tendía Gaza si fuera libre. 

-DM : La organización Medical Aid for Palestinians [Ayuda médica para los palestinos] ha criticado el asedio a Gaza por el terrible impacto que supone sobre los servicios sanitarios. ¿Cómo está afectando el asedio a los servicios médicos de los que disponen los y las gazatíes? 

-HF : Por supuesto, los servicios médicos están haciendo todo lo que pueden dadas las circunstancias. Las limitaciones incluyen la falta de medicinas, de equipamientos médicos básicos y de tecnología avanzada que se dan por hecho en países desarrollados. Las campañas y convoyes de ayuda proporcionan cierto alivio, pero todavía queda mucho por hacer. 

DM : ¿Cómo afecta el asedio a la educación de las y los niños de Gaza? 

-HF : El empeoramiento de la situación económica parece haber empujado a los y las palestinas a una determinación aún más fuerte por lograr una mayor calidad académica en vez de tener un efecto desmoralizador . Aunque faltan miles de plazas escolares, textos básicos y en cierto modo hay una enseñanza pobre, hay varias universidades en Gaza con unos resultados excelentes, además de que la determinación y las destrezas de sus estudiantes son increíbles. 

-DM : Después de la retirada israelí de Gaza en 2005 el pueblo de Gaza votó “de forma equivocada” al elegir a Hamas. ¿Por qué cree usted que los gobiernos occidentales tienen esta actitud tan hostil hacia la resistencia palestina a la represión israelí? 

-HF : Dado que los medios de comunicación suprimen el contexto histórico y práctico al que se ha llevado a esta desesperada y débil resistencia armada palestina, entonces, por supuesto, uno solo ve “locos terroristas” en Gaza, lo que perpetúa los peligrosos estereotipos comunes. Para los poderosos y dominantes gobiernos occidentales es mucho más sencillo secundar simplemente los términos israelíes de referencia que afrontarlos de forma justa y razonada. Así, la postura occidental es casi idéntica a la israelí. Por supuesto, los gobiernos estadounidense y británico, ellos mismos acostumbrados a tratar con campañas de resistencia y a calificarlas de terrorismo (pensemos en sus aventuras en Iraq y Afganistán), consideran que la resistencia armada de Hamas (en respuesta al Estado terrorista israelí) es terrorismo (privado). Mientras tanto, como “nosotros” no estamos acostumbrados a ser ocupados ni a resistir a la ocupación, automáticamente hay una diferencia ideológica y un déficit de simpatía natural con la postura palestina. 

-DM : Desde 2005 las IDF han asesinado y herido a miles de palestinos. ¿Cree usted que los y las palestinas ordinarias tienen derecho a defenderse frente a un ataque militar? 

-HF : Los y las palestinas tienen derechos legales, morales y de la religión abrahámica a defenderse a sí mismos, incluida la resistencia armada explícita y directa. Sin embargo, los y las palestinas no tienen derecho legal a tener como objetivo civiles israelíes, no más de lo que el ejército israelí tenía derecho a 61 niñas y niños palestinos el pasado invierno. El lanzamiento de cohetes no dirigidos desde Gaza es legal y moralmente problemático. La idea militar es que el lanzamiento de cohetes palestinos de represalia que aterrorizan a los civiles israelíes podría tener éxito en espantar y impedir el terrorismo de Estado israelí y, efectivamente, en ciento modo ha logrado “reequilibrar la amenaza terrorista”. Sin embargo, hay que adoptar una macroperspectiva: la población palestina de Gaza está encerrada detrás de muros, vayas y zonas militares prohibidas, con pocas posibilidades de atacar a unidades o instalaciones militares israelíes. Mientras que en Cisjordania ocurre lo contrario, pero la población palestina no tiene armas, solo piedras, con las que resistir. En el caso de que aisistiéramos a un extendido movimiento popular de resistencia a la ocupación israelí al estilo de la Intifada, creo que sería fundamental para colocar en su lugar el último clavo del ataúd de la ocupación israelí. A la comunidad internacional le conmueve la ocupación, el sufrimiento y la resistencia organizada y necesita verlo para intervenir externamente con energía, utilizar su poder y hacer que se cumpla la ley. 

-DM : Siempre que se lanzan cohetes desde Gaza a Israel, el gobierno británico condena rápidamente estos actos como terrorismo. El historiador Illan Pappe ha indicado que es mucho más importante la violencia israelí contra Gaza. ¿Cómo caracterizaría usted los actos de violencia israelíes contra Gaza? 

-HF : Vivir [en Gaza] los ocho días de la última agresión confirmó mi análisis anterior de que las violentas aventuras de Israel en Gaza constituyen acciones militares, ilegales, desproporcionadas e irresponsables, cuyo resultado es un flagrante terrorismo de Estado y masacres inevitable. En los dos últimos años ha ocurrido que los ataques israelíes han estado muy dirigidos (aunque a veces el objetivo sea erróneo). La clave para entender la violencia de Estado es entender que Israel está deseando utilizar una fuerza increíble y absurda, que inevitablemente implica un “daño colateral” civil masivo, para matar a un activista sospechoso o dos. La sangre palestina es barata. ¿A quién le importa? Desde luego, a los medios de la corriente dominante, no. 

-DM : Cada vez más activistas del mundo están emprendiendo acciones solidarias como los convoyes de ayuda a Gaza o visitar Cisjordania para ayudar en la cosecha de aceitunas. ¿Puede explicarnos más su iniciativa de llevar a Gaza a activistas de los medios de comunicación? 

-HF : En julio voy a llevar a Gaza a varias decenas de trabajadores y estudiantes de los medios para fomentar una mejor cobertura periodística, la comprensión de Gaza y la compasión por la Franja. Procedentes de 18 países de todo el mundo, el convoy de miembros de los medios se reunirá en El Cairo y después llevará a cabo un intenso programa de dos semanas de inmersión y trabajo mediático en Gaza. Un equipo de Gaza escogió cuidadosamente a los participantes basándose tanto en su educación, habilidades y experiencia, como en su voluntad de continuar después el viaje con un trabajo de concienciación al vovler a casa. He tratado de reinventar el modelo del convoy pasando del modelo de paradas de rigor visitando emplazamiento de guerra, institutos y después alojarse en hoteles lujosos, al modelo que es más intenso, integrador, realista y esperemos que más constructivo socialmente.

Puede ayudar a atacar el bloqueo y conseguir comida para los niños desnutridos de Gaza haciendo una donación al llamamiemto especial de Aid for Palestinians : http://www.justgiving.com/MAP-Feed-the-children-of-Gaza-appeal

Dylan Murphy es historiador y activista sindical.

Texto original en inglés : http://www.globalresearch.ca/gaza-under-siege-2/5338859

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos


Articles by: Dylan Murphy

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]