Carta secreta de Obama a Teherán: ¿Está ya en marcha la guerra contra Irán?

La carretera a Teherán pasa por Damasco

Carta secreta de Obama a Teherán: ¿Está ya en marcha la guerra contra Irán?

The New York Times anunció que la administración Obama había enviado el pasado 12 de enero una importante carta a los dirigentes iraníes [1].

El 15 de enero, el portavoz del ministerio iraní de asuntos exteriores reconoció que la carta se había entregado en Teherán a través de tres canales diplomáticos:

  1. Una copia de la carta se le entregó al embajador iraní ante las Naciones Unidas, Mohammed Khazaee, a través de su homóloga estadounidense, Susan Rice, en la ciudad de Nueva York.

  2. Una segunda copia de la carta se hizo llegar a Teherán a través de la embajadora suiza en Irán, Livia Leu Agosti; y

  3. Una tercera copia llegó hasta Irán a través de Yalal Talabani, de Iraq [2].

En la carta, la Casa Blanca detallaba la posición de EEUU aunque las autoridades iraníes dijeron que era una señal de cómo están las cosas: que EEUU no puede permitirse emprender una guerra contra Irán.

En la carta, escrita por el presidente Barack Hussein Obama, había una petición de EEUU para comenzaran las negociaciones entre Washington y Teherán a fin de poner fin a las hostilidades entre los dos países.

“En la carta, Obama anunciaba estar preparado para iniciar negociaciones y resolver los desacuerdos mutuos”, declaró Ali Motahari, un parlamentario iraní, a la agencia de noticias Mehr [3]. Según otro parlamentario iraní, en esta ocasión el vicepresidente del Comité de Política Exterior y Seguridad Nacional del Parlamento, Hussein Ibrahimi, la carta seguía pidiendo la colaboración entre EEUU e Irán y negociaciones basadas en los mutuos intereses [4].

La carta de Obama trataba también de asegurar a Teherán que EEUU no emprendería ninguna acción hostil contra Irán [5]. De hecho, en ese período de tiempo, el Pentágono canceló o retrasó importantes maniobras conjuntas con Israel [6].

Sin embargo, para los iraníes, tales gestos carecen de significado, porque las acciones de la administración Obama respecto Irán han contradicho siempre sus palabras. Además, Irán cree que EEUU no ha atacado porque reconoce que los costes de una guerra con un contrincante como Irán son demasiado altos y sus consecuencias demasiado peligrosas.

No obstante, esto no implica que se haya evitado o que no vaya a tener finalmente lugar una confrontación entre Irán y EEUU. Las corrientes pueden ir en cualquier dirección. Ni tampoco significa esto que la administración Obama no esté actualmente emprendiendo una guerra contra los iraníes y sus aliados. En realidad, el bloque de Washington y el bloque de Irán llevan combatiendo una guerra en la sombra desde la arena digital y las ondas televisivas hasta los valles de Afganistán y las bulliciosas calles de Beirut y Damasco.

La guerra contra Irán empezó hace años

La guerra contra Irán no ha empezado en 2012 ni siguiera en 2011. El Newsweek Magazine afirmaba lo siguiente en un título de portada en 2010: “Assassinations, cyberattacks, sabotage – has the war against Tehran already begun?” [“Asesinatos, ciber-ataques, sabotajes, ¿ha empezado ya la guerra contra Irán?”]. La actual guerra puede que empezara en 2006.

En lugar de atacar directamente a Irán, EEUU ha empezado una guerra secreta y por poderes. Las dimensiones secretas de la guerra se están combatiendo mediante recursos de inteligencia, ataques cibernéticos, virus informáticos, unidades militares clandestinas, espías, asesinos, agentes provocadores y saboteadores. El secuestro y asesinato de científicos y comandantes militares iraníes, que empezaron hace algunos años ya, es parte de esa guerra secreta. En esta guerra en la sombra, se ha secuestrado a diplomáticos iraníes en Iraq y se ha detenido o secuestrado a iraníes que estaban de visita en Georgia, Arabia Saudí y Turquía. Asimismo, formando parte de esa guerra, se ha asesinado también a funcionarios sirios, a varias personalidades palestinas y a Imad Fayez Mughniyeh, perteneciente a Hizbollah.

Las guerras por poderes empezaron en 2006 cuando Israel atacó el Líbano con la intención de extender la guerra contra Siria. El camino a Damasco pasa por Beirut, aunque Damasco está en el camino a Teherán. Después de su fracaso en 2006, comprendiendo que Siria era el eje central del Bloque de la Resistencia que Irán dominaba, EEUU y sus aliados han pasado los siguientes cinco o seis años tratando de desvincular a Siria de Irán.

EEUU está también combatiendo a Irán y a sus aliados en los frentes diplomático y económico mediante la manipulación de los órganos internacionales y de estados interpuestos. En el contexto de 2011 a 2012, la crisis en Siria, a determinado nivel geopolítico, es un frente de la guerra contra Irán. Incluso las maniobras Austere Challenge entre Israel y EEUU estaban fundamentalmente dirigidas a Siria como medio de combatir a Irán.

Siria en el ojo del huracán

Lo que Washington está haciendo es ejerciendo presiones psicológicas sobre Irán como medio de distanciarle de Siria a fin de que EEUU y sus cohortes puedan entrar a matar. Hasta el comienzo de enero de 2012, los israelíes se han estado preparando continuamente para lanzar una invasión contra Siria en un desquite de 2006, mientras los funcionarios de la UE y de EEUU trataban continuamente de negociar con Damasco para lograr desvincularlo de Irán y del Bloque de la Resistencia. Sin embargo, los sirios rechazaron siempre el intento.

Foreign Policy publicó un artículo en agosto de 2011 afirmando que el rey saudí pensaba en Siria en el contexto de atacar a Irán: “El rey sabe que, aparte de la caída en sí de la República Islámica [de Irán], nada podría debilitar más a Irán que perder a Siria [7]”. Si tal comentario procede verdaderamente o no de Abdul Aziz Al-Saud, este punto de vista estratégico es representativo de las razones de atacar a Siria. El propio asesor de seguridad de Obama dijo también lo mismo pocos meses antes de que se publicara el artículo de Foreign Policy, en noviembre de 2011. El asesor de la seguridad nacional, Donilon, pronunció un discurso en el que dijo que “el fin del régimen de Asad constituiría el golpe más duro para Irán en la región, un golpe estratégico que cambiaría el equilibrio de poderes en la región en contra de Irán” [8].

El Kremlin ha hecho también declaraciones que corroboran que Washington quiere desvincular a Siria de su aliado iraní. Uno de los más altos funcionarios de la seguridad ha anunciado que se está castigando a Siria a causa de su alianza estratégica con Irán. El secretario del Consejo Nacional de la Federación Rusa, Nicolai Platonovich Patrushev, ha declarado públicamente que Siria es objeto de las presiones de Washington debido a intereses geopolíticos relacionados con cortar los vínculos de Siria con Irán y no a causa de preocupación humanitaria alguna [9].

Irán ha dado también señales de que en caso de que se ataque a los sirios, no dudará en intervenir militarmente en ayuda de Siria. Washington no desea que esto ocurra. El Pentágono preferiría tragarse a Siria en primer lugar, antes de volver con su total y plena atención a Irán. El propósito del Pentágono es combatir a sus enemigos uno a uno. A pesar de la doctrina militar estadounidense de combatir guerras simultáneas en escenarios múltiples y de toda la literatura del Pentágono al respecto, EEUU no está preparado aún para emprender una guerra convencional regional contra ambos, Irán y Siria, y arriesgarse a una guerra ampliada con los aliados rusos y chinos de Irán. Sin embargo, la marcha hacia la guerra está lejos de terminar. Por ahora, el gobierno estadounidense tendrá que continuar su guerra en la sombra contra Irán e intensificar la guerra diplomática, económica y mediática.

Texto original en inglés : http://globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=28736

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

NOTAS:

[1] Elisabeth Bumiller et al., “US sends top Iran leader warning on Hormuz threat,” The New York Times, 12 enero 2012.

[2] Mehr News Agency, “Details of Obama’s letter to Iran released,” 18 enero 2012.

[3] Ibid.

[4] Ibid.

[5] Ibid.

[6] Yakkov Katz, “Israel, US cancel missile defense drill,” Jerusalem Post, 15 enero 2012.

[7] John Hannah, “Responding to Syria: The King’s statement, the President’s hesitation,” Foreign Policy, 9 agosto 2011.

[8] Natasha Mozgovaya, “Obama Aide: End of Assad regime will serve severe blow to Iran,” Haaretz, 22 noviembre 2011.

[9] Ilya Arkhipov and Henry Meyer, “Russia Says NATO, Persian Gulf Nations Plan to Seek No-Fly Zone for Syria,” Bloomberg, 12 enero 2012.

Mahdi Darius Nazemroaya es sociólogo e investigador asociado del Centre for Research on Globalization (CRG), con sede en Montreal. Está especializado en temas de Oriente Próximo y Asia Central. Ha sido colaborador e invitado en las discusiones sobre Oriente Medio en numerosos programas y redes internacionales como Al Jazeera, Press TV y Russia Today. Permaneció en Libia durante la campaña de bombardeos de la OTAN, informando desde allí para varias cadenas de noticias. También es corresponsal especial de Flashpoints, un programa con sede en Berkeley, California. Sus artículos se han publicado en más de diez idiomas. Escribe también para la Strategic Culture Foundation de Moscú.

 

Comment on Global Research Articles on our Facebook page

About the author:

An award-winning author and geopolitical analyst, Mahdi Darius Nazemroaya is the author of The Globalization of NATO (Clarity Press) and a forthcoming book The War on Libya and the Re-Colonization of Africa. He has also contributed to several other books ranging from cultural critique to international relations. He is a Sociologist and Research Associate at the Centre for Research on Globalization (CRG), a contributor at the Strategic Culture Foundation (SCF), Moscow, and a member of the Scientific Committee of Geopolitica, Italy.

Disclaimer: The contents of this article are of sole responsibility of the author(s). The Centre for Research on Globalization will not be responsible for any inaccurate or incorrect statement in this article. The Center of Research on Globalization grants permission to cross-post original Global Research articles on community internet sites as long as the text & title are not modified. The source and the author's copyright must be displayed. For publication of Global Research articles in print or other forms including commercial internet sites, contact: [email protected]

www.globalresearch.ca contains copyrighted material the use of which has not always been specifically authorized by the copyright owner. We are making such material available to our readers under the provisions of "fair use" in an effort to advance a better understanding of political, economic and social issues. The material on this site is distributed without profit to those who have expressed a prior interest in receiving it for research and educational purposes. If you wish to use copyrighted material for purposes other than "fair use" you must request permission from the copyright owner.

For media inquiries: [email protected]